in

Entronización del Sagrado Corazón de Jesús en el hogar

Imagen Sagrado Corazón de Jesús
Imagen del Sagrado Corazón de Jesús

Entronización del Sagrado Corazón de Jesús:

¿Qué es la entronización del Sagrado Corazón de Jesús en el hogar?

La Entronización del Sagrado Corazón de Jesús en los hogares es una práctica piadosa tan importante que, si es realizada con seriedad, puede regenerar al mundo. La familia es la primera de las sociedades naturales y, desde varios puntos de vista, es también la más importante. De su desarrollo nacen –por agrupación, división o extensión– las demás sociedades en los más variados ámbitos, hasta llegar a la sociedad suprema, el Estado. Si la familia fuera moralmente sana, será capaz de trasmitir su salud a las otras instituciones. Si estuviera contaminada por cualquier vicio, contaminará a todas las otras sociedades que nacen de ella. La Entronización del Sagrado Corazón de Jesús en los hogares tiene como objetivo, regenerar, preservar y perfeccionar la célula básica de la sociedad: la familia “Iglesia doméstica”.

En que consiste. La Entronización es una consagración de la familia al Sagrado Corazón de Jesús y manifiesta el propósito de reconocerlo como Rey de esa sociedad, colocándolo simbólicamente en un trono. Su fin próximo es lograr que en la familia reine un espíritu efectivamente cristiano. Su fin remoto es el de preparar las condiciones para el Reinado de Jesucristo en la sociedad.

Nuestro Señor hizo dos promesas, dentro de las doce, a Santa Margarita María Alacoque que se relacionan directamente con la familia y la Obra de la Entronización: Daré paz a sus familias. Bendeciré las casas en que la imagen de mi Corazón sea expuesta y honrada.

━━━━━━━━━━━━━━━━━━━━━

La Entronización es reconocer que el espacio en el que vivimos diariamente es un santuario donde el Dios habita. La familia, o el hogar que acoge a los que me son más cercanos, es el lugar donde se manifiesta el amor, donde nace y crece, y se “recarga”…

Ubi caritas, Deus ibi est! “Allí donde hay amor, Dios habita”. Traducción libre, sin duda, pero que nos recuerda lo esencial en la humanidad: la familia es el primer santuario del amor y por lo tanto de Dios.

¡Poner la imagen del Sagrado Corazón, símbolo de ese Dios Amor, es, ya de entrada, una profesión de fe en el Dios que es amor!

Por lo tanto, el primer compromiso de quienes realizan la Entronización es el de alimentar esta fe cultivando una relación privilegiada con Jesús como Marta, María y Lázaro en Betania. La oración (adoración nocturna, pero también sencillamente la oración en familia, la práctica de la Eucaristía o los Sacramentos), la formación (catequesis, cursos, retiros, lecturas, etc.) son las oraciones vivas que constituyen el pilar sobre el cual todo lo demás reposa.

Puede ayudarnos a recordarlo tener un rincón habilitado para la oración en torno a la imagen del Sagrado Corazón.

━━━━━━━━━━━━━━━━━━━━━

La Imagen que vaya a ser entronizada tiene que ser previamente bendecida por un sacerdote. Lo mas recomendable es que la entronización la haga un sacerdote que hará las oraciones y bendiciones correspondientes.

ENTRONIZACIÓN DE LA IMAGEN

Luego, el padre de familia coloca la imagen del Sagrado Corazón de Jesús en el lugar de honor, para rendir homenaje al Reinado de Amor de Jesucristo.

ORACIÓN PARA LA ENTRONIZACIÓN DEL DEL SAGRADO CORAZÓN EN EL HOGAR APROBADA POR SAN PIO X

A continuación los presentes rezan la siguiente consagración.

¡Oh Sacratísimo Corazón de Jesús!, Tú manifestaste a santa Margarita María el deseo de reinar sobre las familias cristianas; venimos a proclamar tu absoluto dominio sobre la nuestra. De hoy en adelante queremos vivir en tu vida, queremos que en nuestra familia florezcan las virtudes por las cuales prometiste la paz en la tierra, y queremos desterrar de nosotros el espíritu mundano. Tú has de reinar en nuestros entendimientos por la sencillez de nuestra fe, y en nuestros corazones por el amor que arderá para Ti solo, procurando nosotros mantener viva esta llama con la frecuente recepción de la Eucaristía.

Dígnate, oh Corazón Divino, presidir nuestras reuniones, bendecir nuestras empresas espirituales y temporales, apartar de nosotros los vanos cuidados, santificar nuestras alegrías, consolar nuestras penas. Si alguna vez alguien de entre nosotros tuviese la desgracia de ofenderte, recuérdale oh Corazón de Jesús, que eres bueno y misericordioso con los pecadores arrepentidos.

Y cuando suene la hora de la separación, cuando venga la muerte a traer duelo en medio de nosotros, todos, así los que se vayan como los que se queden, estaremos conformes con tus eternos decretos. Nos consolaremos pensando que ha de venir un día en que toda la familia reunida en el cielo, podrá cantar eternamente tus glorias y tus beneficios

Dígnese el Corazón Inmaculado de María, dígnese el glorioso Patriarca san José presentarte esta consagración y recordárnosla todos los días de nuestra vida. Amén.

¡Viva el Corazón de Jesús nuestro Rey!

BENDICIÓN FINAL

El sacerdote o quien preside la entronización hace una oración final.

El sacerdote y la familia firman el certificado de entronización. Este certificado sirve para recordar solemnemente la fecha en que fue entronizado el Sagrado Corazón de Jesús en el hogar para que la familia lo conmemore cada año.

RENOVACIÓN DIARIA DE LA CONSAGRACIÓN DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Para la renovación puede usarse la fórmula hecha el día de la consagración de la familia, u otra como la siguiente:

Dulce Salvador, postrados humildemente a tus pies, renovamos la Consagración de nuestra familia a tu Divino Corazón. Sé por siempre nuestro Rey; tenemos plena y total confianza en Ti. Llene tu espíritu nuestros pensamientos, nuestros deseos, nuestras palabras, y nuestras obras. Bendice nuestras empresas. Sé parte de nuestras alegrías, de nuestras pruebas, y de nuestros esfuerzos. Haznos conocerte mejor, amarte más, y servirte sin falta. De un extremo al otro de la tierra resuene el grito: «¡Sea amado, bendito y glorificado por siempre y en todo lugar el Corazón triunfante de Jesús!» Amén.

(Indulgencia parcial una vez al día cuando la familia reunida recita esta oración. Cardenal Mercier, 16 de enero de 1913).

Se sugiere hacer la renovación los viernes primeros de mes después de la comunión y en el aniversario de la primera entronización.

¿Qué puntuación le das?

Deja una respuesta

Imagen del Sagrado Corazón de Jesús

Las 12 promesas del Sagrado Corazón de Jesús

Detente del Sagrado Corazon de Jesús

La Guardia de Honor del Sagrado Corazón de Jesús